La comprensión de mis miedos, el alivio de mis penas

Relato publicado el día 28 de julio de 2010.

He recibido una noticia especial, de esas que nos transportan a lo mas profundo de nuestro ser, de nuestra alma, de esas en que la sensibilidad se pone a flor de piel y por un momento sentimos que estamos mas vivos que nunca, y esa noticia vino envuelta en un halo de tristeza, de despedida forsoza, de recuerdos de coronas… con preciosas flores envueltas en lagrimas, las lagrimas de una madre, que un dia dio a luz a su hijo, que con sus pechos amamanto, acomodo su vida a la de el, muchas noches sin dormir para que no tuviera miedo de la oscuridad, porque una madre es la luz para su hijo, siempre dispuesta a saltar, trepar, modelar, dibujar, gritar, cantar, bailar y aplaudir para que ese hijo sea feliz. Ayer presisamente el aniversario de mi nacimiento nos dejo mi queridisimo primo, esa muerte me ha hecho recordar a mi seres queridos que tambien se han ido de mi lado y hoy es dia de reflexion, de amor por la vida, porque sigo con una fuerza especial y voy a ordeñar las cabritas que me esperan como cada mañana, todo sigue igual a su ritmo, los animales no notan las ausencias como nosotros, ellos se rigen por las leyes de la naturaleza, he visto animales mamaferos arrastrando sus hijos muertos hasta que se termina su momento de luto, como a la cabra que la separan de sus baifos, se quedan llamandoles un dia entero, pero luego siguen su vida. Por eso hoy le pregunto a ella sobre la muerte: Queremos conocer el secreto de la muerte ¿pero como quieren descubrirlo si no lo buscan en el corazon de la vida? La Coruja, cuyos ojos, hechos para la noche, estan velados para el dia. No puede descubrir el misterio de la luz. Si realmente queremos contemplar el espiritu de la muerte, tenemos que abrir de par en par las puertas del corazon al cuerpo de la vida. Pues la vida y la muerte son una misma cosa, como el rio y el mar son una misma cosa. En la profundidad de nuestras esperanzas y aspiraciones duerme nuestro silencioso conocimiento del mas alla. Y como semillas soñando bajo la arena asi nuestro corazon sueña con la primavera. Tenemos que confiar en nuestros sueños, pues en ellos se ocultan las puertas de la eternidad. Morir es exponerte, desnudo a los vientos, y a disolverse en el sol. Dejar de respirar es liberar el aliento de nuestros mares agitados, a fin de que se levante y se expanda y luego busque el Amor libremente._Gracias por ayudarme a comprender mis miedos y aliviar mis penas amiga cabra.

Texto: Ana Luisa Betancor Barrios ©

Imagen: Nait Marava ©

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

julio 2010
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Estadísticas

  • 24,110 visitas

Localización de visitas

A %d blogueros les gusta esto: