Rusia se va a la playa con Lanzarote

Esta receta se la dedico a mi generacion, los que cuando ibamos a la playa siempre llevabamos para comer una ensaladilla rusa. Era un momento tan especial que nos poniamos manos a la obra con un entusiasmo y una energia que paresia que nos tocaba la loteria a cada vez. Soliamos juntarnos en grupitos, cada uno aportaba lo que tenia, elaboramos este magnifico plato de verano, Rusia se va a la playa con Lanzarote: sancochas unas papas, unas zanahorias, unos huevos, picas en menudito unas cebollas, un pimiento, una porsion de atun ya sea de lata o fresco, unas aceitunas que yo recomiendo con pipas o hueso y mientras las pelas puedes meditar sobre el beneficio y las cosas que se pueden conseguir de las aceitunas, como el aceite de olivas que yo huso para hacer la mahonesa: metes un huevo entero en el vaso de la batidora añades aceite de oliva dos dedos por encima del huevo, un poco de sal marina, un chorrito de limon o vinagre, metes la batidora al fondo del vaso y bates sin mover, cuando esta espeso en el fondo mueves con cuidado y juntas la salsa suavemente y obtienes la mahonesa para tu ensaladilla, mueles las papas con un tenedor y añades los demas ingredientes picaditos, menos los huevos que sirven para decorar, partidos en rodajas y diseñas tu propio dibujo encima de la ensaladilla, todo mezcladito con la mahonesa que viene a representar a Rusia, por su blancura y su consistensia en forma de la nieve, que tanto abunda en ese pais metes en la nevera dos horas como minimo, y buen provecho.

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios ©

Anuncios

El nuevo miembro de la familia

Si te lo digo no te lo vas a creer, asi que sera mejor que te lo cuente, porque yo me quede bobita. Resulta que unos de mis libros mas antiguos se habian enamorado y yo no me habia dado cuenta ¿te lo puedes creer?pues creetelo, porque hoy han parido un librito sano y fuerte, lo primero que hice fue leerlo que aunque era pequeñito su tinta era bien entendible, y su carita portada me decia “Las penas del joven Werther de J.W.von Goethe”. Yo perpleja todavia y emocionada con el nuevo nacimiento del bebe librito, les felicite a sus padres, ellos, mis libros de Mil Lecciones de le Historia del instituto Gallach, los grandes temas de la politica y de la cultura universal que siempre tengo juntitos en el mueble biblioteca y que guardo como un tesoro porque destacan por su gran peso, gran tamaño, su bonita encuadernasion antigua. Siempre he sentido un especial cariño por ellos porque su olor me transporta hacia una epoca que no vivi pero de una agradable sensasion de lo antiguo, ese perfume que solo transmiten los libros viejos portadores de historia, descubrimientos, reflexiones, pensamientos, poesia, etc. Y como si fueramos pocos pario la abuela y aqui les presento al nuevo miembro de la familia, espero no crezca tanto como sus padres porque entonces no caben en el mueble. Para que vean que hasta los libros de historia y politica tambien se enamoran.

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios ©

Los volcanes de mi isla

Desde siempre vivo rodeada de tus volcanes, cobijada entre ellos escucho desde niña las gaseosas carcajadas del fuego que en las entrañas del volcan no cesan me da que esa diversion ya tiene muchos siglos. Yo sigo esperando ver como un buen dia o cualquier otro en que amanece fria la mañana lanza sus humarolas que generen grises espirales que indica que esta fumando un buen tabaco para ayudar al sol a calentar el dia y a limpiar el aire. En otro tiempo escupio llamaradas y arrojo lluvias de ceniza pero ahi esta donde ha estado siempre al lado de su esposa cuyo sueño cubre con sabanas finisimas de nubes. Que nada los moleste que nadie hable mal de ellos ni los destruyan con sus maquinas porque son los petreos custodios de este valle, de estas playas, de los hombres y animales que se cobijan en sus jameos se aguaresen en sus cuevas y ademas son el simbolo de esta amada y linda isla hija de ellos. Que los dos por mandato de los dioses sigan riendose y que nunca les falte el buen humor ni los cigarros.

Texto: Ana Luisa Betancort Barrios ©

El domingo

Era el Domingo un dia especial en aquellos tiempos en que el reloj laboral funcionaba organizando las horas para los trabajadores y estudiantes. Dia de descanso y relax, ahora no es asi, nos hemos organizado la vida de otra manera, pero todavia muchas personas disfrutan de su momento Dominguero. Sobre todo los obreros albañiles, aunque recuerdo que para construir una casa familiar y humilde se reunian las familias y amigos todos los Domingos, cada uno aportando lo que podia eso si siempre bajo supervision del maestro albañil. Que como los de antes ya casi no quedan, el dia que habia de ponerse el techo, ese estaba lleno de jolgorio porque el techo representaba la culminasion de la obra, que tantos trabajitos daba, a nivel fisico y el que mas dolia era el monetario, las perras se contaban hasta el ultimo centimo, porque cuatro duros significaban un bloque. A mi de pequeña tambien se me daba algo que hacer, como tirar de la polea y mandar agua al techo, yo me lo tomaba casi como un juego, porque para mi era una fiesta todo aquel ambiente lleno de palabras gritadas, como ¡echa una de arena, sube mas agua, esa mezcla que no falte, pasa la flota, alcanzame la cuchara! ¡quita ese chinijo de abajo que le voy a escachar la cabeza con el balde!, los hombres todos sudorosos trabajaban a destajo sabiendo lo que hacian. Mi tio fue el maestro albañil de mi casa y era de los mejores, muy reclamado en todo tipo de obras. Hoy me viene al recuerdo, mi tio nos dejo hace unos años, si pudiera le pediria; tio hablame de las casas y seguro el quizas con otras palabras me diria: Construye en tus sueños un refugio en el desierto, antes de construir una casa en el recinto de la ciudad. Porque al igual que siempre retornas al hogar, retorna el viajero que hay en ti, aquel que esta siempre remoto y solo. Tu casa es tu cuerpo mas dilatado. Ella crece bajo el sol y duerme en el silencio de la noche; y tambien ella sueña. ¿No sueña acaso tu casa? y al soñar, ¿no deja ella la ciudad para escapar a las montañas, los bosques o las playas de aguas cristalinas? ¡Ah si yo pudiera reunir todas las casas en mi mano y, como un sembrador, esparsirlas por los bosques y montañas! De manera que los bosques fueran las avenidas y las veredas las calles y se pudieran hallar unos a otros entre las viñas, quedandoles la ropa impregnada con los perfumes de la tierra. Pero no es el tiempo aun para estas cosas. En su temor nuestros antepasados nos han ido agrupando demasiado cerca a unos con otros. Y ese temor durara todavia un poco mas. Y durante este tiempo, los muros de las ciudades separaran nuestros hogares de nuestros campos. Y si preguntamos a nuestros vecinos, ¿que tienen en sus casas ? ¿Y que guardamos tras esas puertas cerradas? ¿Tenemos la paz, ese tranquilo impulso que revela nuestro poder? ¿Acaso tenemos la belleza, que invita al corazon a separarse de los objetos fabricados de madera y de piedra y lo orienta hacia la montaña sagrada de nuestros antepasados? Dime, ¿tenemos de todo eso en nuestras casas? ¿O es que solo tenemos el bienestar y el ansia del bienestar, ese furtivo deseo que llega de invitado a la casa, luego se transforma en huesped y, por ultimo, en propietario? En verdad, nuestra ansia de bienestar mata las pasiones mas nobles del alma, y despues asiste, sonriente, a su funeral. Por eso te dire que no hagas de tu casa un ancla, sino un mastil. Nunca replieges las alas para flanquear una puerta, ni bajes la cabeza para no tocar los techos, ni temas respirar,ante el miedo de que los muros se agrieten y se derrumben. No habitamos tumbas construidas por los muertos para los vivos. Y aunque echa con magnificencia y esplendor, la casa no podra contener nuestros secretos ni cobijar nuestra nostalgia. Porque aquello que es infinito en nosotros, en el castillo celestial habita, su puerta es la bruma de la mañana, y sus ventanas son los canticos y silencios de la noche. Gracias tio por todo tu sacrificio para proveer a los demas de casas donde cobijarnos.

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios ©

Comida de sábado

Le pongo de nombre a este plato, en recuerdo a los sabados de mi infancia y juventud. Aquellos sabados que me alegraban el paladar, tan exigente de alguien que se esta desarrollando. Nunca olvidare mis comidas, las que me gustaban y las que detestaba, entre ellas estaban las sopas y los potages ¿no se porque razon a casi todos los niños y no tan niños que conozco coinsidimos en el poco apresio hacia estos platos? que a medida que te haces mayor, los deseas tanto como al caramelo un niño, pero los sabados eran especiales, siempre habia carne o pescado, fritos de muchas maneras muy apetesibles, papitas fritas, arroz con pollo, etc. y de postre algo dulce, flan de huevo casero, frangollo, natillas que mi madre preparaba y nosotros devorabamos. Que ricos recuerdos. Este plato lleva solomillo de cochino, cerdo, chancho o marrano, partido en rodajas gorditas y envueltos a los lados por una loncha de beicot que agarre con un palillo y los frei un poco, cogi una cebolla la pique muy fina, y saltee con champiñones frescos y de corte laminado, a continuasion salpimente a gusto y le añadi un poco de nata, segui calentando todo junto hasta obtener una fina salsa, frei unas papitas cortadas a trozos gordos y emplate los solomillos cubiertos de salsa y acompañado de las papitas fritas con un poco de ensalada de temporada. Buen provecho,,,

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios ©

La Palabra

La palabra que busco hace tiempo, la palabra mas bella del idioma. La que quiere decir algo o simplemente todo o complicadamente nada; la que nadie pronuncia todavia pero que en todo el mundo mañana sera oida, la palabra capaz de obrar prodigios, la que se oculta y no se entrega pero existe, la que duerme en las lenguas mas antiguas o esta por nacer en idiomas futuros; la que otros como yo persiguen con interes y esfuerzo, la palabra que lleva a ese lugar deseado por todos como un jardin deslumbrante donde reina la alegria y el gozo, la palabra que hace que el mundo se llene de ventanas, la palabra que buscan sabios y poetas, yo la he encontrado pero no la digo.

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios ©

He podido escuchar voces

He podido escuchar voces que vienen de lo mas hondo de las entrañas de la tierra. Son voces que proceden de vetas y de minas de pasillos y canteras del subsuelo. Hoy y aqui al final del siglo veinte empiezan a agotarse los mantos subterraneos ayer pletoriccos de gemas y metales deslumbrantes, como la olivina en Lanzarote, el lapislazuli de las costas australes, las verdes esperanzas (esmeraldas ) de Colombia, los colosales diamantes de Sudafrica. Habra que calar mas hondo en lo profundo de la tierra y en las profundidades de la mente para encontrar, para inventar nuevas colonias de brillantes cardumenes de peces que se hicieron ambar, escuelas de luceros que palpitan soterrados, escuadras de metales no descubiertos todavia y de otras piedras luminosas y rodantes. Los hombres deben inventar los abanicos novedosos, los nuevos catesismos, los nuevos inventarios, y no solo el avance de salchichas y hamburguesas, ni la tecnologia para desfasar este planeta. La madre Tierra espera que la escarben mas a fondo y extraigan esa piedra preciosa llamada poesia que es la mas preciosa de las piedras…
.
.
.
.
Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios ©

Potage de chícharos

Hoy quiero destacar al humilde chicharo, esa legumbre se ha ganado un puesto de honor en las cocinas de muchas familias Canarias sobre todo de Lanzarote, no se si por el sol, la brisa marina o la tierra volcanica, el caso es que en Lanzarote se dan los mejores chicharos y las mejores lentejas. Antes se plantaba mucho, se exportaban a las otras islas, el chicharo tiene proteinas suficientes para evitar raquitismo infantil, anemias etc, de sabor peculiar, algo amargo como el volcan, pero que combina muy bien con una buena carne salada. No es el potage preferido por los niños, a mi de pequeña no me gustaba mucho, y eso que mi madre lo hacia una vez a la semana, que era lo normal en familias donde la madre es del campo conejero. Caminando un dia note un olor como a jazmin, y venia de un cultivo de chicharos en flor, nunca habia olido un perfume asi, es muy rico el olor y agradable casi increible que una legumbre asi desprenda un aroma tan sutil. Desde ese dia los he mirado con otros ojos, ahora conozco su secreto, ha sido un gran descubrimiento. De vez en cuando hago un potagito como este de hoy.

POTAGE DE CHICHAROS: ponemos en remojo unas 12hrs. un puñao de chicharos, en un caldero con agua fria metemos cebolla, cabeza de ajos entera y pelada solo por fuera, laurel, sal y carne al gusto, puede ser de cochino o vaca, costillas, oreja salada o fresca, eso al gusto, y el que no coma carne puede prescindir de ella, con laventaja de que el chicharo tiene tanta proteina como la carne. Ponemos a hervir unos 45mts. y le ponemos calabaza, papitas y su azafran o curcuma para darle colorsito, cuando esten blanditos dejamos reposar una horita y podemos comerlo con gofio escaldado, en el mismo caldo del potage y buen provecho,,,

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios ©

Mermelada de higos blancos

Esta mermelada de higos blancos la hice con menos azucar que las otras, porque el higo es una fruta con alto contenido en fructosa, 1kg. fruta por 1/2kg. de azucar. Se trosea los higos, se junta con el azucar, cascara de 1 limon y palito de canela, se lleva a ebullision 45mint. y se retira para envasar siempre en caliente, quitamos la canela y las cascaras del limon, trituramos o dejamos a trozos, eso al gusto. Comer higos frescos es un regalo que se puede disfrutar solo en verano, al menos aqui Lanzarote, pero el resto del año se pueden comer secos y en mermelada. Hay un jarabe para la tos muy bueno que se hace hirviendo higos secos cubiertos en leche de cabra, se deja que el fuego reduzca a la mitad el liquido, se filtra y guardas en la nevera, escelente remedio, sobre todo para los niños en invierno,,,

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios ©

Moras y queso saben a beso

Si tienes algun moral o alguien que te deje coger un poco de fruta, podrias preparar mermelada de moras, con 1kg. de azucar y 1kg. de moras, lo juntas todo en un calderito de acero, nunca de aluminio, porque hay que remover de vez en cuando y el aluminio al rose siempre suelta particulas de ese metal y es toxico. Le llevas a ebullision y en 45mnt. ya tienes tu mermelada, se puede triturar en la batidora, o si te gusta con la fruta entera la dejas tal cual y envasas en tarros de cristal muy caliente, puedes esterilizar al baño maria 1 hora, o meter en la nevera para su conservasion. Buen povecho,,,
Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios ©

Anteriores Entradas antiguas

Calendario

agosto 2010
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Estadísticas

  • 26.187 visitas

Localización de visitas