La sal de la vida

Me acuerdo de tu rostro que se fijó en mis días,
mujer de negro vestido y de tostada frente,
que en mi niñez y sobre mi tierra de sal
vi abrir el surco blanco en un verano ardiente.

Con tu cesto de pirgano ibas en busca
de la espuma marina cristalizada
y bajo ese recuerdo, que te era quemadura,
caía la sal de tu mano, serena
la sal de la mesa, del queso de cabra, de papas arrugadas
la sal de la vida
en los charcos la deposita las olas del mar.

Texto: Ana Luisa Betancor Barrios (C)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

enero 2012
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Estadísticas

  • 24,262 visitas

Localización de visitas

A %d blogueros les gusta esto: