Reflexión

Quiero compartir con ustedes una reflexión acerca de las cargas que sentimos y llevamos en nuestro día a día, que he leído en las mochilas de nuestras vidas:

A lo largo de nuestras vidas vamos acumulando muchas cosas, penas, alegrías, tristezas, nostalgias y amores que un día fueron todo en nuestra vida y hoy por las razones que sean han quedado en sólo eso: recuerdos.

Esas mochilas con las que vamos cargando todos los días hacen que todo pese más de lo debido, por lo que convendría descargarnos de muchas de esas frustraciones y desamores para que caminemos por la vida sin tanto peso.

¿Por qué nos cuesta tanto desprendernos de esos sentimientos que sólo nos hacen daño? ¿Por qué no tiramos todas esas cosas que no nos sirven por mucho que las añoremos? Debemos soltar, aprender a no cargar con tantas tristezas sobre los hombros, al final te queda el cuerpo cansado, tu vida aniquilada, sin fuerzas.

A veces vamos por la vida mirando hacia atrás, pensando en lo que pudimos hacer y no se hizo, en sueños abandonados, ilusiones, trabajos y amores que quedaron atrás. Pero por mucho que duela, esas cosas que quedaron atrás están en su lugar correcto, el pasado. Hay que dejar esas cosas atrás, en el pasado, dejarlos ahí. No es saludable vivir con tantos recuerdos, con tantas amarguras.

Si alguna vez amaste y te amaron pero la relación sólo quedó en un hermoso o triste recuerdo, debes seguir, volver a reinventarte de nuevo, volver a tener sueños y esperanzas.

La vida siempre nos traerá muchas cosas con las que iremos llenando la mochila a lo largo de nuestras vidas. Pero esa mochila es tuya, es tu vida, y de ti depende cuanto pese la mochila con la que cargas. Tú eres quien decide qué se mete, qué permanece dentro, y qué cosas , recuerdos y sentimientos ya no tienen lugar en tu mochila. No es bueno ir ir llorando la tristeza de sueños rotos, de metas que no se lograron; al contrario trata de sacar y dejar que el viento se lleve esos dolores que nos hace pedazos el corazón.

Algunas pertenencias son muy pesadas y no debieras seguir manteniéndolas en la mochila de tu vida. Tal vez un día te diste cuenta de que todo cuanto tenías no era verdad, que el amor que soñaste no era tal, o has tenido sueños que se han visto truncados por situaciones que no has podido solucionar…

Ten valentía, levántate y planta cara a la vida, despréndete de todo lo que está allí, de esas cosas que verdaderamente pesan, cosas que pesan porque cuando las miras te hacen mal. Lanza al aire esos sentimientos atrapados en tu mochila.

No sufras por quien no supo amarte, no des más de ti de lo que ya diste. Si acabaste sintiendo un vacío, no importa, siempre habrá posibilidades de volver a empezar una mejor vida. Deja en la oscuridad todo aquello que no te deja ver el sol, respira y suelta esos malos recuerdos, libera tu alma, deja que tú corazón vuelva a estar contento, dale una oportunidad a la vida de volver a conocer el amor, de volver a ver el mundo con buenos ojos. No importa por lo que has pasado, siempre hay razones para volver a sonreír, siempre habrá un mañana para volver a recomenzar.

Libérate de esa mochila que te pesa tanto y no te deja caminar.
Puedes ser feliz, lo vas a lograr, ten buena actitud y un día te verás caminando ligera y abierta a las ventanas de una nueva vida.

Un amor no te puede disminuir, te debe fortalecer, recuerda que cada vez que no te aman no eres tú quien pierde, al contrario, ellos pierden y tú ganas.

.

Autor del texto: Shoshan

Imagen: Internet

Anuncios

Anda

Anda y recreate de los pajaros que han olvidado volar,
como tu el peso de las piedras les ha devuelto a la reseca tierra.
Anda y llueve sobre el suelo tu savia de respuestas, quemate al sol del nuevo saber,
rie de la imagen, segunda piel, segundo corazon.
Anda y que no se te pase lo derramado,
vertido esta ya en pequeños plieges de piel madura.
Anda y no intentes comprender la incomprension de otros,
su ignorancia es su culto a las limitaciones.
Anda y no confies un nuevo paso a otros pies cansados,
despues solo restara seguir adelante,
para reafirmar el deseo de cambiar lo malo y afianzar lo bueno
empezamos desde lo mas profundo de nosotros mismos.
.
.
Texto: Ana Luisa Betancort Barrios (C)
.
.

Hombre del campo

Rompo la fragil barrera que me conduce hacia ti.
Hombre del campo, Sabio por Naturaleza
Y veo un hombre con las manos curtidas por el trabajo
que canta a la vida con sabor a ceniza a tomate y cebolla
a agua de aljibe, a pescao salao, a mojo con morena, a papas arrugas
A carne de cochino, queso de cabra a potage chicharos, ropa vieja y batatas
y huelo el azufre que azufro la parra, a vino blanco del pais, al estiercol que le dio el color a la sandia y al salitre del mar.

Hombre Conejero que tocas el timple y cantas folias desahogas tus penas y tus alegrias, bailando bajo la luz del farol te enamoras. Manejas palabras llenas de poesia, vuelas en la oscuridad con la mas preciada luz que habita en tu corazon que parpadea en el como si fuese a agotarte o a incendiarse, palabras que nacen del amor y van destinadas a el, aunque a veces en tu corazon solo flote la caliente presencia de un viento hueco y mudo, no te abandonas con pereza a los dias faciles. Tu no vives de sensaciones y sentimientos que dominan y dan una falsa seguridad, porque Tu tienes en tus manos la Tanganilla que te marca el equilibrio, porque no hay mas verdad que la que cada cual logra encontrar.

Texto: Ana Luisa Betancor Barrios (C).

Arrorró mi niña

A mi nieta Luz Yaima

Arrorró mi niña,
arrorró mi sol,
arrorró trozito
de mi corazón.

Esta nieta linda
ya quiere dormir;
le hare la cuna
de rosa y jazmín.
Le hare la cama
con dulce algodon
y en la cabecera
le pongo mi amor
Para que se sienta
protegida,
y en sus sueños
se sienta muy querida
porque su abuelita
la esta velando
para que en sus sueños
se vea jugando
a saltar muy alto
llegar a la luna
y ver a su abuela
mesiendo su cuna,

Arrorró mi niña,
arrorró mi sol,
arrorró trozito,
de mi corazón.

Esta leche linda
que le traigo aquí,
es para esta niña
que se va a dormir.

Arrorró mi niña
arrorró mi sol,
arrorró pedazo,
de mi corazón.

Esta linda niña
se quiere dormir…
cierra los ojitos
y los vuelve a abrir.

Arrorró mi niña,
arrorró mi sol,
duérmete trozito
de mi corazón.

 

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancort Barrios (C)

No dejes que termine el dia sin haber crecido un poco

Cuando voy sentada en el asiento de un avion, volando a una altura que no deja de producirme cierto temor a que algo falle, cuando esa tecnologia me va acercando a mi pequeña, seca, volcanica, negra, azul, amarilla y blanca islita de mis amores que me ha visto nacer, crecer, reir, llorar y medito sobre ese momento y no puedo evitar pensar que la tecnologia nos acerca a lo mas lejano y nos distancia de los mas proximos, desde esa altura siento algo en el estomago, como un charquito de lisas pequeñas que nadan juntitas guiadas por su instinto natural de vida, y que solo lo he llegado a sentir cuando me he enamorado de mis primeros amores de juventud inocente y pura.
Yo vivo en un pequeño pero muy grande pueblo lleno de sabiduria campesina, donde todavia hay gente que piensa que no llega antes el que va mas rapido sino el que sabe donde va.
Donde he aprendido que la existencia de los campesinos son la bendision de mi pueblo, donde se me hace imposible ser feliz cuando los deseos no estan en proporcion con lo que se puede lograr, donde hablar es una nesecidad y escuchar se convierte en arte. Donde el que enseña aprende que las palabras que salen del corazon, entran en el corazon, pero las que salen de la lengua no pasan de los oidos. Donde el bondadoso es libre, aunque sea un medianero de arenaos y al servicio de un terrateniente, que aunque sea el cruel y rico del pueblo es un esclavo, porque al no estar con los pies en la tierra sufre mas de problemas imaginarios, que por problemas reales, y que en su avaricia no ha entendido que se recoge lo que cada uno con sus manos siembra.
A mi pueblo todavia le queda por aprender que una gota de la sabiduria de sus gentes campesinas valen mas que una tonelada de riquezas. El progrezo de una familia se ha medido de toda la vida por las papas y granos plantados y que cuando te agachas como una reverensia religiosa en la tierra a plantar papas, todo el universo conspira para que lo consigas.
No dejes que termine el dia sin haber crecido un poco.
.
 

El Dolor

Sales afuera y respiras hondo, intentando comprender el porque de tanto dolor,
pero si te das cuenta a lo largo de la vida vas entendiendo que el dolor es como la fractura de la cascara que envuelve nuestro entendimiento.
Asi como el hueso del fruto debe quebrarse para que su corazon se exponga al sol, asi deberiamos conocer el dolor.
Si nuestro corazon pudiese vivir deslumbrado ante el milagro cotidiano, nuestro dolor nuestro dolor no nos pareseria menos maravilloso que nuestra alegria.
Y aceptariamos las estaciones de nuestro corazon asi como aceptamos las estaciones que experimentan nuestros campos.
Y contemplariamos serenamente los inviernos de nuestras penas.
Porque gran parte de nuestro sufrimiento lo escogemos nosotros.
Es la pocion con la cual el medico que se oculta en nosotros cura a nuestro yo que sufre, tenemos que confiar mas en nosotros beber nuestra medicina en silencio y tranquilidad:
Y la copa que la vida nos ofrese, aunque quema nuestros labios, fue modelada con el barro que el alfarero humedecio con sus lagrimas sagradas.

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios (C)

 

Calendario

junio 2018
L M X J V S D
« Mar    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Estadísticas

  • 25,341 visitas

Localización de visitas