Caldo de millo de Lanzarote

Este potage lleva un trabajo digno de una reverensia a la hora de comerlo. Creo que el trabajo tan laborioso que lleva se lo merese. De pequeña mi madre y su hermana compartian un mortero grande de piedra que habian heredado de su madre, donde majabamos el millo mi prima y yo, cada vez que cocinaban este plato, que despues de majado hasta separar la cascara del grano, ellas cogian cada una su parte y lo llevaban al viento para aventarlo hasta quedar limpio de cascarillas. Una vez majado y aventado, se despezona el millo, esto quiere decir quitar la puntita de arriba de cada grano uno por uno. Metemos en un caldero el millo con una cebolla entera, una cabeza de ajos entera, una pimientita picona, una oreja de cochino desalada o fresca en trozos, una manita de cochino desalada o fresca, una costilla de cochino desalada o fresca, hojas de laurel y sal Todo esto lo llevamos a hervir a fuego lento casi dos horas, despues de lo cual lo dejamos repozar minimo una horita. Este potage era muy socorrio en los tiempos donde no habian neveras, por ser muy pedesedero, por la grasa que contiene y que hacia la labor de conservacion al no dejar pasar el aire. Tambien se le puede poner garbanzos.

Buen provecho.

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios (C)

Anuncios

Calendario

junio 2018
L M X J V S D
« Mar    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Estadísticas

  • 25,341 visitas

Localización de visitas