El nuevo miembro de la familia

Si te lo digo no te lo vas a creer, asi que sera mejor que te lo cuente, porque yo me quede bobita. Resulta que unos de mis libros mas antiguos se habian enamorado y yo no me habia dado cuenta ¿te lo puedes creer?pues creetelo, porque hoy han parido un librito sano y fuerte, lo primero que hice fue leerlo que aunque era pequeñito su tinta era bien entendible, y su carita portada me decia “Las penas del joven Werther de J.W.von Goethe”. Yo perpleja todavia y emocionada con el nuevo nacimiento del bebe librito, les felicite a sus padres, ellos, mis libros de Mil Lecciones de le Historia del instituto Gallach, los grandes temas de la politica y de la cultura universal que siempre tengo juntitos en el mueble biblioteca y que guardo como un tesoro porque destacan por su gran peso, gran tamaño, su bonita encuadernasion antigua. Siempre he sentido un especial cariño por ellos porque su olor me transporta hacia una epoca que no vivi pero de una agradable sensasion de lo antiguo, ese perfume que solo transmiten los libros viejos portadores de historia, descubrimientos, reflexiones, pensamientos, poesia, etc. Y como si fueramos pocos pario la abuela y aqui les presento al nuevo miembro de la familia, espero no crezca tanto como sus padres porque entonces no caben en el mueble. Para que vean que hasta los libros de historia y politica tambien se enamoran.

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios ©

Anuncios

En el gallinero

Entro en el gallinero y ella esta poniendo un huevo mientras las otras corren, saltan, cacarean pidiendo de comer, el gallinero es bien grande, pienso que ellas estan comodas, no les falta de nada, se les ve hermozas de plumas brillantes y crestas rojas, el gallo destaca por su altura y la cola como un estandarte parese que anuncia que es el unico gallo del gallinero. Ella no se mueve ni siquiera se inmuta de mi presencia, meto la mano buscando su tesoro que guarda bajo de ella, hay siete huevos, pero no me lo pone facil y me pica yo le digo _anda dame esos huevos que no son todos tuyos saco tres y ya no me pica, mira como contandolos,estan calentitos, entre esa paja y sus plumas mulluditas, dan ganas de ser huevo por un momento y pensar que de ahi saldran pollitos suavesitos con su pio pio. Me atrevo a preguntarle que opinion tiene de los hijos y muy segura me cuenta: Los hijos no son de los padres, son los hijos y las hijas del ansia de la vida por si misma. Vienen a traves nuestro y aunque vivan con nosotros no nos pertenecen. Debemos darles nuestro amor y cuidados, pero no nuestros pensamientos, porque ellos tienen sus propios pensamientos. Podemos abrigar sus cuerpos, pero no sus almas, pues sus almas habitan en la mansion del mañana, que nosotros no podemos visitar, ni siquiera en sueños. Podemos esforzarnos en ser como ellos, pero no intenteis hacerlos a ellos como a nosotros. Ya que la vida no retrocede, ni se detiene en el ayer. Somos los arcos con los que nuestros niños, cual flechas vivas, son lanzados. El arquero ve el blanco en el camino del infinito, y El, con su poder, os tendera, para que sus flechas puedan volar rapidas y lejos. Que la tension que nos causa la mano del Arquero sea nuestro gozo, ya que asi como El ama la flecha que vuela, ama tambien el arco que permanece inmovil. Gracias por el consejo amiga gallina,,,

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios ©

El Valle

El silencio de la madrugada se desliza por el valle solo oigo mis pasos que poco a poco se unen al sonido del aire, al canto de los gallos del pueblo, al rebuzno de algun burro madrugador, no hace viento me alegro, el viento se ha sentado al pie del camino y espera,,,quizas este tramando algo, quizas este tomando una de las diferentes formas,que toma para lograr sus deseos, desde el soplo del primer beso que se transforma en briza hasta la furia que se convierte en delta, no se, no me fio, el es poderoso y a mi me desarma, me despeina, no soy buena amiga del viento, pero me atrae, todo lo fuerte y poderoso me atrae. Es el gran Señor de los espacios. Pero esta vez se ha alejado del valle, yo aprovecho su ausensia y cojo el camino del valle, quiero escuchar el abrir de las flores que se reproducen, oler el perfume que utilizan para atraer insectos y animales, me los imagino polinizando los campos, esas bonitas mariposas pintan el valle crean mas vida, me parese escuchar los saltitos de los pajaritos, tan pequeños, fragiles y en continua alerta, saben los peligros que les acechan, cada año vendran nuevos hijos y aprenderan de supervivencia, me parese sentir la risa de las flores cuando los pajaros les hacen cosquillas al posarse, oigo el murmullo de la montaña, creo que se siente orgullosa de su jardin, miro al cielo y pido que no me prive de poder caminar por el valle,,,

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios ©

En el camino que va al cortijo

En el camino que va al cortijo se cruzan los vientos con fuerza arrastrando las nuves, estampandolas contra el risco difuminandolas en brumas que al rozarme siento como una caricia suave y fresca, y me dejo llevar un instante barranco abajo detras de ellas, algo de mi se va, algo de ellas se queda.

El camino que me lleva al cortijo una vez al año se le arregla, las lluvias dejan sus huellas. Era un camino de jentes, burros y camellos. El cortijo ahora es una rruina integrada en la naturaleza, sus gruezas paredes de barro y piedra, aun se mantienen rectas, le dan la presencia de otro tiempo, conserva la era sin una grieta. En esta era se trillo trigo, chicharos, lentejas, lo que por aqui se plantaba.

Me cuenta un viejo que todas las gavias de los alrrededores se trabajaban. El cortijo daba de comer, aqui se secaban la fruta, hasta los tunos porretos se llevaban a las Palmas en el correillo, se criaba ganao y siempre habia queso, las molinas funcinaban todas nunca falto el gofio. Si, se trabajaba, pues tu no me ves a mi que estoy to partio, desde chico el viejo y mi padre me ponian a arrimar piedras pa aser los zocos a las parras. Todavia hay algunos por aqui que sacan vino bueno, a los chicos y las mujeres nos daban a provar del dulce, jajaja,,,. Se echaba uno una rala gofio con una yema huevo y quedabas nuevo, eso tiene mucha vitamina, ahora no hace falta en la farmacia venden de todo, la jente come muchos huevos,antes era diferente habia que repartir, pero nos criabamos fuertes. Tambien se morian los niños pero de hambre no. Desde aqui salia bastante grano pa la vuelta bajo, saliamos con la luna y llegabas al puerto con el sol. Si mi niña, se pasaban trabajitos. Tambien teniamos baile, no como los de hoy, antes te alumbrabas con un farol, si a la vuelta se te hacia pesao el camino te arrimabas tras una pared y no pasabas frio, en verano se puede dormir fuera la casa. Tu, me ves a mi vengo por gusto, porque no me gusta ver la tierra abandonada, pero ahora los niños no quieren la fruta, comen yogures y nocilla. Pero ya esta uno esrrengao_¿y la burrita ?_la burra se me murio de vieja,,,pues no paresia tanto. Esa era mas vieja que tu jajaja,,,_Ahora vengo caminando ¿Desde la cuesta el pozo? eso es un cacho bueno. Asi estiro las piernas, voy tirando palla, vete por la sombrita jajaja. Coge unos higos si quieres ellos se caen solos, Gracias viejo,,,

 Texto e Imagen: Ana Luisa Betancort Barrios ®

En este día cualquiera

En este día cualquiera, por un camino amplio fui pisando tu huella invisible. Las casas guardaban silencio, atrás fueron quedando, los pasos me iban llevando, inquietudes en mi alma por tanto espacio abierto, por tanta naturaleza regalada, sigo caminando y me siento afortunada, no he perdido nada, pero aun así encontré lo que buscaba…

Texto e Imagen: Ana Luisa Betancor Barrios ®

Calendario

septiembre 2018
L M X J V S D
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Estadísticas

  • 25.760 visitas

Localización de visitas