Mi homenaje a los marineros

Nota realizada el 1 de septiembre de 2010.

De pequeña mi madre me ponia delante de una radio en forma de caja de madera para que escuchara la radio costera, donde se enviaban mensajes llenos de emocion las mujeres a sus maridos marineros, y tambien me enteraba por que parte del mar estaba el barco de mi padre y se lo contaba todo a mi madre que por no dejar las labores de la casa me ponia a mi alli era una gran responsabilidad que yo asumia con mucho gusto y que todavia conservo en mi mente la voz de aquellos marineros y familiares. Este plato de congrio con arroz es mi pequeño homenaje a los marineros que como mi padre se jugaban la vida a bordo de unos barcos que utilizaban metodos artesanos de pesca, no solo contribuian a darles de comer y educacion a su familia sino que fueron parte activa del progreso de Lanzarote, en una epoca en que no habia dependensia turistica en la isla. Cada vez que se levantaba la zafra mi padre, abuelo y hermano, enrollaban el colchon, hacian el petate y se embarcaban en los barcos artesanales detras de la sardina, mi viejo marinero desde la cuna se buscaba muy bien la vida, en los ratos libres que le permitia su labor como cocinero de barco se ponia a pescar congrios por la noche que es cuando este pez cuyo nombre significa cuerpo en forma de serpiente,y que llega a los tres mtr.aunque se pescan de 1mtr. y medio mas o menos, mi padre era un artista en todo lo relacionado con el arte de la pesca marina, eso le permitia hacer dinero extra y cuando llegaba a tierra siempre venia cargado de tollos, jareas y pescado salado, que luego se vendia a las vecinas de Arrecife que le esperaban impasientes para hacer el sancocho, los caldos de pescado y el arroz con congrio, tan apresiado y es lo que he echo yo hoy.
CONGRIO CON ARROZ:partes el congrio en trozos gruezos lo doras en la sarten y reservas, picas cebolla, pimiento, ajo y en un caldero chato o una paellera con aceite refries la verdura, le pones arroz espolvoreas pimenton, tomillo curcuma o azafran y sal, seguido le pones agua a razon de una medida de arroz por dos de agua, cuando hierve le pones el congrio y unas arbejitas o guizantes, y lo dejas cocinar hasta que absorva el agua, apagas y lo tapas con cariño para que repose. Y buen provecho.
Anuncios

El que quiera lapas que se moje el culo

La ruta del marisco era sagrada, toda la familia se ponia en camino portando los laperos, el agua, papas, batatas, el pescao salao, gofio, el mojo, y los fosforos pa encender la hoguera, atravezabamos el jable siempre por el mismo camino marcado de años cumpliendo con nuestra ruta del marisco, nos acompañaban los perros y la alegria de regrezar a la orilla como cada verano, guiados por nuestros instintos de seres nomadas que conservamos los canarios de nuestros antepasados, en invierno el campo, en verano la mar, siempre cosechando para preservar la familia, esa felicidad nos hacia cantar el vamos a contar mentiras, las madres contentas porque mientras nosotros cantabamos, se nos iban las malas ideas. Y asi llegabamos al mar, era nuestra particular universidad de verano, alli aprendiamos la biologia de los seres que habitan la orilla, todos sus nombres y tecnicas para recolectar el marisco, como abrir erizos y comerlos, los peligros de las aguas vivas, que si e pican puede ser doloroso, asi que le pedias a tu hermano que orinara el la zona y eso era mano de santo. De vez en cuando aparesia un conejo de mar en los charcos y lo respetabamos porque admiramos sus colores, su forma de moverse, animal tranquilo y manso, yo creo que nos hacia efecto sedante, pero quien no nos inspiraba respeto eran las pollaburro, esos animalitos sufrian con los niños, no se si porque no tenian interes culinario, o su aspecto mas bien feote, pero el caso es que siempre acababa alguna destripada, solo para ver como sacaba un liquido lechoso, muy blanco y pegajoso. Las caracolas y abanicos de mar iban a nuestras casas que despues de comerlas nos servian para decorar las ventanas. Nos mariscabamos toda la orilla y terminamos haciendo el sancocho, comiendo la sandia y merendando piñas asadas. Regrezamos por el mismo camino todos cargados con nuestros sacos, en casa nos esperaba una semana para degustar lo que la mar nos ofresia cada verano,,,quien quiera lapas que se moje el culo,,,

Calendario

diciembre 2018
L M X J V S D
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Estadísticas

  • 26.192 visitas

Localización de visitas